¿Por qué vs Para qué?

Diferencia entre preguntarnos ¿Por qué o Para qué? cuando nos sucede algo.

En muchas ocasiones cuando nos sucede una experiencia inesperada, y sobretodo que catalogamos como “negativa” directamente nos preguntamos porqué nos ha pasado esto a nosotros, lo que no somos conscientes es de las connotaciones que ello conlleva…

Cuando nos preguntamos ¿Por qué? estamos adoptando un papel en el que nos “victimizamos”

¿Por qué me han despedido del trabajo? ¿Por qué me ha tocado a mi esta enfermedad? ¿Por qué me ha dejado mi novia con lo bueno que soy? ¿Por qué, por qué, por qué…?

Esto lo que nos hace es proyectarnos al “pasado”, buscando un “culpable” o bien ya sea fuera y adoptamos el papel de jueces o bien nos auto-castigamos y nos culpabilizamos a nosotros mismos, reforzando el papel de “Victima” Pobre de mí, que todo lo malo me pasa a mí. ¿Qué habré hecho yo para merecer esto Dios mío?!!!

Esta pregunta, no nos aporta ninguna solución a la situación, sino que refuerza el “problema”, empezamos a girar en torno a lo sucedido y a remover la mierda del pasado buscando una “cabeza de turco a quien echarle el muerto”

De esta manera nos estamos auto-reprogramando en lo “malos” que somos y en nuestra desdicha. Entonces estamos proyectando estas creencias que nos limitan como personas hacia nuestro futuro, haciendo así que nos perdamos infinidad de oportunidades porque“como nos ha ido tan mal en el pasado, nos volverá a pasar lo mismo, siempre pasa…” (pensamos)

Esta es una actitud pesimista y auto-destructiva de todo el potencial del Ser que tenemos. Empezamos a quejarnos continuamente de lo mala que está la vida, de la crisis, que si no hay trabajo, excusas, excusas y más excusas… Hasta el punto de que si vemos a alguien a nuestro alrededor que tiene éxito le decimos…“Eso es que tú tienes mucha suerte…”en el mejor de los casos, sino lo ponemos a parir e intentamos sabotearlos y les decimos cosas como…“al final te echarán del trabajo; Tu es que vives en tu mundo, no te das cuenta de la “realidad” ( esta es buenísima )

Empezamos a “machacar” literalmente a las personas que están cumpliendo sus sueños e incluso ni eso, o que tan solo son felices, “¿Cómo puedes ser feliz con la que está cayendo? Deberías sufrir y pasarlo mal como todo el mundo, sino es que no estás bien de la cabeza… ( No sé yo quién está más cuerdo…)

Y esto sucede por la sencilla razón de que cuando una persona está actuando bajo este tipo de papel de “victimizado” está en su zona de confort, es lo que conoce, es lo “cómodo”, tienen miedo a lo desconocido. Realmente no quieren que nadie les demuestre “Oye! que tu puedes cambiar, que puedes crear otra realidad para ti, que tú eliges lo que te sucede!”Esto resulta especialmente duro de digerir para las personas que lo están “sufriendo” y entran en reacción, y se quejan y te juzgan y se justifican, y te dan mil razones y excusas para que les des la razón de que es verdad, tienes que compadecerte de ellos y compartir su pena…

Esta pregunta sobre el ¿Por qué? es totalmente limitante y destructiva.

En cambio cuando nos preguntamos ¿Para qué? estamos proyectándonos hacia el “futuro”, estamos abriendo un mundo de posibilidades, tenemos que hacer reflexión de lo que estábamos pensando, pidiendo y manifestando al universo durante todo este tiempo hasta que nos sucedió algo.

Quizás estabas hasta las narices de soportar a tu Jefe en tu trabajo que no te gusta y estabas deseando poder  dedicarte a algo que te sientas respetado y disfrutes de lo que haces, o tu seas tu própio Jefe.

Quizás la “enfermedad” es un mecanismo corporal para comunicarse tu inconsciente contigo y decirte que hay algo que no va bien de la forma en la que estás viviendo la vida, algo pendiente de resolver, que pares, reflexiones, cambies tu forma de pensar y tu percepción de la realidad y pases a la acción…

Quizás esa novia que te ha dejado y con el tiempo te das cuenta que realmente no estabas enamorado de ella y cuando vuelves a encontrar una pareja entiendes y das gracias al universo porque te dejara aquella novia que pusiste a “parir”, ya que ahora conoces el Amor verdadero…

O simplemente hay un propósito mayor para el cual suceden las cosas en un proceso evolutivo…

Me da igual lo que creas o pienses, pero…

Si te preguntas ¿Para qué? te estás expandiendo, te enfocas en la solución, empiezas a Ser Creativo, sientes motivación e ilusión por el resultado, tienes la oportunidad de crear nuevas posibilidades y de estar cambiando constantemente tu percepción de tu propia realidad. Desarrollas una actitud de Liderazgo, te haces responsable de lo que te sucede e inspiras a otros a liderar sus vidas. En el resultado hay satisfacción, hay mejoría, hay crecimiento…

Nosotros como seres humanos tenemos un gran potencial, y es el de elegir, de decidir qué significa cada evento en nuestras vidas y como queremos que nos aporte a nuestra experiencia, si limitándonos o expandiéndonos.

¿Qué papel juegas en tu vida?

“La vida es como un libro abierto, tu decides si estar repasando lo escrito o pasar página y escribir una nueva aventura.”

pregunta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *